Salud

Comienza la semana de visualización y concientización sobre epilepsia

Del 5 al 11 de setiembre, el Servicio de Neurología del Hospital Notti concientiza sobre la Semana de la Epilepsia.

En el marco de concientización sobre la epilepsia, el hospital contará con una serie de actividades comunicacionales para hablar sobre esta patología. El objetivo es acercar información clara y concisa respecto de qué es la epilepsia, cómo se diagnostica, cuál es su tratamiento y sobre todo hacer hincapié en el manejo de las crisis.

¿De qué hablamos cuando hablamos de epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad de origen cerebral producida por el aumento de la actividad eléctrica de las neuronas. Esa falla en el control neuronal se manifiesta clínicamente con una crisis epiléptica. Estas crisis son de diferentes tipos, según el área del cerebro afectada.

Según Epilepsy Foundation, la epilepsia es uno de los desórdenes neurológicos más comunes y afecta a unos 50 millones de personas en el mundo. Se estima que cada año se diagnostican aproximadamente 50.000 nuevos casos de epilepsia en niños, niñas y adolescentes menores de 18 años.

Las causas son variadas y cada paciente tiene un tipo de epilepsia diferente. Por lo tanto, se trata de una enfermedad que presenta múltiples causas, diferentes formas de presentación, con diferente evolución y pronóstico.

El tratamiento es diseñado de acuerdo con las necesidades de cada paciente según el tipo de crisis y las causas que la provocan. Para algunos, las crisis epilépticas se controlan fácilmente con medicamentos y eventualmente son superadas. Para otros, la epilepsia es un desafío difícil que persiste a lo largo de sus vidas.

¿Qué es una crisis epiléptica?

El cerebro de un niño o niña contiene miles de millones de células nerviosas, llamadas neuronas, que se comunican entre sí a través de pequeñas cargas eléctricas. Si demasiadas células se activan al mismo tiempo, una descarga eléctrica recorre el cerebro y resulta en una crisis epiléptica. Durante una crisis, el niño o niña puede tener la mirada fija, perder la conciencia o presentar movimientos o espasmos incontrolables, llamados convulsiones.

La mayoría de las crisis duran menos de dos minutos, pero después de la crisis, el niño o niña se puede sentir enfermo/a, débil o confundido/a.

Aunque todas las crisis epilépticas son causadas por perturbaciones eléctricas en el cerebro, existen muchos tipos de crisis. El tipo de crisis que un niño o niña presenta depende de si se afecta todo el cerebro –lo que se conoce como una crisis generalizada– o si se afecta solo una parte del cerebro, lo que se conoce como una crisis focal. Algunos niños tienen un solo tipo de crisis, mientras que otros pueden tener una combinación de varios tipos de crisis. El comportamiento, el riesgo de lastimarse y el tratamiento dependen del tipo de crisis que el niño o niña tenga.

Por ello es muy recomendable actuar de la siguiente manera ante una crisis:

  • En el caso que una persona presente una crisis, se lo debe colocar boca arriba y de costado.
  • No se debe introducir los dedos ni otros objetos en la boca de la persona.
  • Colocar un objeto blando debajo de la cabeza, aflojar la ropa y evitar que se golpee
  • No sujetar a la persona ni ejercer fuerza contraria al movimiento.
  • Observar los movimientos, si es posible, filmar la crisis y tomar el tiempo.
  • Una vez finalizada la crisis, la persona puede quedar confundida y es frecuente que tenga dolor de cabeza o incluso puede quedarse dormido, esto se llama sueño post ictal. Por lo tanto, evite intentar despertarla de manera violenta.

Es muy importante observar que, cuando la crisis se prolonga más de 5 minutos, se debe avisar al servicio de emergencias o concurrir al centro de atención más cercano.

El 70% de las epilepsias se pueden tratar con fármacos antiepilépticos, con buena respuesta y evolución. Al 30% restante se las llama epilepsias refractarias.

Cuando se define que una epilepsia es refractaria

Se trata de una epilepsia refractaria cuando el paciente no responde a dos fármacos antiepilépticos bien elegidos, para el tipo de epilepsia que se está tratando y a buena dosis. En los casos que son refractarios, el epileptólogo debe evaluar cuál es la mejor opción de tratamiento dentro de los fármacos llamados no farmacológicos, que son el tratamiento cetogénico, la cirugía de epilepsia y el estimulador vagal.

Los hospitales Notti y Central proponen un consultorio abierto para padres

Para finalizar la semana, profesionales del Servicio de Neurología del Notti, en conjunto con el equipo de neurología del Hospital Central, ofrecerán una charla abierta destinada a padres y todas las personas interesadas en conocer la patología. La cita será el viernes 9, a partir de las 11, en la explanada del Hospital Notti.

Este espacio les permitirá a los padres resolver dudas y generalidades acerca de la patología en un mano a mano con los profesionales, y además conocer el proceso de transición de pacientes pediátricos al hospital de adultos.

Imagen Prensa

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza.

Artículos Relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior