Sociedad

Verdad o mito: por qué el martes 13 es considerado como un día de “mala suerte”

El martes 13 está ligado, en los mitos y creencias, a la desgracia y la mala suerte. «No te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes», reza el dicho popular. Esta recomendación de «no aventurarse» tiene detrás la idea de que iniciar algo en esta fecha traerá supuestas consecuencias negativas. Esta creencia no tiene ningún fundamento científico, pero muchos se guían por ese miedo de «hay que ir con cuidado».

Del otro lado, el número 13 está típicamente asociado a las brujas -13 era el número de integrantes que debía tener un «aquelarre»- y a los magos, tiene algunos significados muy positivos para la numerología y otras tradiciones esotéricas.

El número 13 y la transformación

Para la numerología, el número 13 lleva el nombre de “la inmortalidad”. Según la numeróloga Julieta Rutenberg, «tiene que ver con un proceso de cambio hacia lo nuevo. Es el principio de la transformación universal que lo contiene todo. La destrucción seguida de la creación. Esta frecuencia trabaja como una fuerza transformadora, purifica a través de la destrucción y renovación». Tal vez como la muerte y los cambios de estado tienen tan mala prensa en nuestra sociedad, el pánico venga de ahí.

El número 13 suma 4, que son los cuatro elementos (tierra, agua, fuego y aire). Para la astrología, la combinación ideal para que la vida sea posible. Es decir que, detrás de esa destrucción, aparece un nuevo comienzo más afirmado y equilibrado.

«El 13 -comenta Rutenberg- está construido por un número 1 (“yo soy”) que construye identidad, vanguardia, empuje y creatividad. Junto con el número 3 que es ‘expansión, florecimiento, expresión, alegría. Dando un resultante número 4, que terminará de materializar y ordenar lo que esta sociedad 1 y 3 propongan».

"El 13 -comenta Rutenberg- está construido por un número 1 (“yo soy”) que construye identidad, vanguardia, empuje y creatividad". Foto ilustración: Shutterstock.

«El 13 -comenta Rutenberg- está construido por un número 1 (“yo soy”) que construye identidad, vanguardia, empuje y creatividad». Foto ilustración: Shutterstock.

Es decir que, como la carta «La Muerte» del Tarot (el arcano sin nombre, que coincide con el número XIII), nos invita a un cambio que implica soltar lo conocido, vivir una pequeña muerte diaria y desde ese lugar hacer brotar las semillas de lo nuevo.

En este sentido, todos los imaginarios de terror en forma de relatos y películas (como la clásica Martes 13), nos llevan a trabajar esos miedos que nos atan a lo conocido.

Las personas que nacen un día 13

Según Julieta Rutenberg: «Los que nacen el día 13 tienen un trabajo muy específico: deben aprender a transformar, como alquimistas que son, cualquier situación incómoda y negativa que les toque vivir».​

«Para los egipcios, este número se llama ‘la inmortalidad’, y ofrece la posibilidad de reestructurar, de convertir lo negativo en positivo. Bajo esta influencia, los nativos del 13 traen un karma en la materia, ¿qué quiere decir? Que en su vida anterior o en esta no han sabido relacionarse bien con lo material. Hubo retención o mal funcionamiento con el manejo del dinero, bienes, objetos y pertenencias. El número 13 tiene que ver con perder el miedo a la estructura y confiar en que viene algo mejor». ​

Mitos asociados a la mala suerte del número 13

– Se cree que la caída de la Torre de Babel, de mucha importancia para la cultura occidental, ocurrió un día martes 13.

– La Kabbalah judía también refiere a 13 y lo asocia con espíritus malignos.

– En el capítulo 13 del Apocalipsis de La Biblia comienza el fin del mundo.

– Marte es el dios de la guerra, y rige los días martes. La agresividad, la reactividad y los accidentes son convocados por esta energía «marciana» (que también se puede trabajar en rituales, de manera positiva).

Del otro lado, el número 13, típicamente asociado a las brujas -13 era el número de integrantes que debía tener un "aquelarre"- y magos. Foto ilustración: Shutterstock. Foto: ilustración Shutterstock.

Del otro lado, el número 13, típicamente asociado a las brujas -13 era el número de integrantes que debía tener un «aquelarre»- y magos. Foto ilustración: Shutterstock. Foto: ilustración Shutterstock.

– Como vivimos en una cultura patriarcal solar, los ciclos de 12 (meses del año) son valorados, asociados a la perpetuación de la vida, mientras que los ciclos lunares (13 lunas anuales) conllevan inconscientemente un peligro.

– El 13 es el arcano La Muerte en el Tarot, muchas veces llamado «el arcano sin nombre». Cada vez que en una tirada se presenta, atemoriza con la guadaña, la calavera y los huesos de su figura.

– En la última Cena había 13 comensales (12 apóstoles y Jesús) y el resultado fue una traición, una tragedia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba