DeportesNacional

SUPER LIGA: RIVER Y BOCA GANARON Y GUSTARON

River logró la primera victoria de la presente Superliga: con una gran actuación, goleó 3 a 0 a Lanús con goles de Santos Borré de penal y un doblete de Matías Suárez.

El partido se jugó en el Monumental, con el arbitraje de Germán Delfino.

River fue superior de comienzo a fin. Lanús no hizo pie en el terreno desde el arranque del partido. Y la presión alta del millonario era un riesgo muy grande para el visitante cuando trataba de salir jugando.

Cuando a los 19 minutos, de penal, el colombiano Santos Borré abrió el marcador, todo empezó a simplificarse para el millonario. El Granate, justamente, intentó salir desde abajo, perdió la pelota y Muñoz le terminó convirtiendo penal a Suárez en el corazón del área.

Si algo faltaba para ratificar la superioridad, el local aumentó a través de Suárez a los 29 minutos con una gran definición cruzada. Antes de la media hora de juego, River ganaba 2 a 0, dominaba las acciones y contaba con muchos espacios para ir por más.

Pudo haber sido mucho mayor la diferencia, de no ser porque el arquero Agustín Rossi, ex Boca, quien fue clave con sus atajadas.

Boca derrotó 2 a 0 a Patronato, en Paraná, y así logró la primera victoria de la Superliga, en la segunda fecha del certamen.

El xeneize, que venía de igualar sin goles con Huracán, se impuso con goles de Eduardo Salvio y Carlos Tevez, la figura que tuvo el partido.

Podría decirse que Boca liquidó el partido en los primeros 15 minutos de juego. Y que lo que vino después estuvo demás.

La apertura del marcador llegó a través de Salvio, luego de un gran pase de Fabra, otra de las figuras del encuentro junto con Tevez. El Toto no pudo marcar en primera instancia, pero el rebote en Ibáñez le quedó en la cabeza para el 1 a 0 inicial.

Todo era de Boca en esos minutos, con un Tevez muy activo. Y a los 15, tras una gran jugada colectiva, y otro gran pase-centro de Fabra, Carlitos marcó el 2 a 0.

Patronato, con muchas caras nuevas y pendiente de la parte de abajo de la tabla por el promedio, entró en la fricción y en los nervios. Y casi nunca pudo acercarse con peligro al arco de Andrada.

No pasó mucho más en la segunda mitad. Boca bajó el rendimiento y se retrasó un poco en el campo de juego buscando aprovechar los espacios, pero generó menos chances que en la primera mitad.

El Patrón, sin ideas, fue puro empeñó. Recién a los 40 minutos del complemento logró concretar la jugada más clara de gol del partido, tras un centro que el uruguayo Silvera, solo en el área chica, cabeceó desviado.

Boca se fue feliz por el rendimiento de un equipo «alternativo» pero con muchos nombres de nivel.

Como conclusión, quedó la gran actuación de Tevez (hoy suplente de Zárate) manejando el ritmo de juego, la jerarquía de Salvio (uno de los refuerzos de este mercado de pases) y el meritorio encuentro de Fabra (hoy suplente de Mas).

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba