Sociedad

BULLYING O ACOSO ESCOLAR

¿Qué es el bullying? El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciber acoso.​ Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en la clase y en los patios escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia. Siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

En general, las causas o factores que provocan el acoso en los centros educativos suelen ser personales, familiares y escolares. En lo personal, el acosador se ve superior, bien porque cuenta con el apoyo de otros atacantes, o porque el acosado es alguien con muy poca capacidad de responder a las agresiones. En la mayoría de las ocasiones, el acosador lo que quiere es ver que el acosado lo está pasando mal. El bullying puede darse en cualquier tipo de colegio, público o privado, pero según algunos expertos, cuanto más grande es el centro escolar más riesgo existe de que haya acoso escolar. En resumen, las causas del bullying pueden residir en los modelos educativos que son un referente para los niños, en la ausencia de valores, de límites y de reglas de convivencia; en recibir castigos a través de la violencia o la intimidación y en aprender a resolver los problemas y las dificultades con la violencia. Las tensiones matrimoniales, la situación socioeconómica o la mala organización en el hogar, también pueden contribuir a que los niños tengan una conducta agresiva.

Para la víctima de acoso escolar, las consecuencias se notan con una evidente baja autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad o pensamientos suicidas. También se suman a esta lista, la pérdida de interés por las cuestiones relativas a los estudios, lo que puede desencadenar una situación de fracaso escolar, así como la aparición de trastornos fóbicos de difícil resolución.

¿Cómo detectar a una víctima de acoso escolar? Las víctimas de acoso escolar suelen caracterizarse por presentar un constante aspecto contrariado, triste, deprimido o afligido, por faltar frecuentemente y tener miedo a las clases, o por tener un bajo rendimiento escolar. En el apartado físico, estas víctimas suelen somatizar en su cuerpo su problema, presentando dificultad para conciliar el sueño, dolores en el estómago, el pecho, de cabeza, náuseas y vómitos, así como llanto constante. Sin embargo, esto no quiere decir que todos los niños que presenten este cuadro estén sufriendo un acoso escolar. Antes de dar un diagnóstico al problema, es necesario investigar y observar más al niño.

Además, nos pusimos en contacto con personas que conocen respecto al asunto. Una de ellas es la abogada y responsable del área de Recursos Humanos en Derechos Humanos, María José González; ella nos aclara “Venimos trabajando más que todo en la promoción de derechos, con talleres, con charlas, dentro de las escuelas y demás, porque sí se da, sobre todo en los ámbitos de escuelas primarias, más que en escuelas secundarias, pero no significa que no se dé en ellas”. Luego entrevistamos a la Directora del Colegio Nacional 9-001, Profesora Cristina Onni, donde ella nos afirma queninguna institución de la sociedad escapa al bullying, o sea que no es cien por ciento libre de bullying, existen casos de bullying y se trabajan”. Después, interrogamos a Rocío, “yo fui víctima de acoso escolar, por parte de mis compañeros del mismo curso”…”Realmente no creo haberla enfrentado, sí la pasé. En ése momento no sólo repercutía en mi estado de ánimo y demás, sino que iba emparejado con una enfermedad de salud, afectaba aún más, junto con el estrés”: Y por último hablamos con Lautaro, donde él tomó la situación con mucha más calma, “Ésta situación no fue tan impactante para mí, me lo tomé tranquilo, pero no quiere decir que tuve mis altibajos, pero fue algo que supe llevar. Nunca me sentí sólo, estaban mis viejos y mis familiares.”

Si bien esta es una problemática conocida que pareciera acrecentarse cada vez más; no debemos dejar de trabajar para erradicarla, porque si la olvidamos o la dejamos de lado, el bullying pasaría a ser algo natural.

Todos tienen derecho a que se respete su integridad, nadie debe abusar del otro, se debe romper la ley del silencio, y tratar de llegar a escuelas libres de bullying, a poseer relaciones igualitarias y sobre todas las cosas, fomentar el respeto.

Nota redactada por Julieta Caballero y Ámbar Arca, alumnas del Colegio Nacional 9-001, General José de San Martín, alumnas del Bachiller de Comunicación Social, 5ª .

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba