Sociedad

Abed e Ibañez participaron del acto homenaje a las víctimas de la AMIA

El acto tuvo lugar en Casa de Gobierno y contó con la presencia del presidente de la DAIA Filial Mendoza, Marcos Horenstein.

El Vicegobernador, Mario Abed, junto al ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibañez, participó del acto en homenaje a las víctimas del atentado terrorista contra la AMIA que se realizó en Casa de Gobierno. Lo acompañaron el ministro de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri y el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow.

A las 9.53, los bomberos tocaron la sirena en referencia a la hora del atentado, durante tres minutos. Luego, simbólicamente, se encendió una vela por los años transcurridos desde el hecho, se realizó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas y se dio lectura a la lista de fallecidos el 18 de julio de 1994.

En la conmemoración participaron también el presidente de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) Filial Mendoza, Marcos Horenstein; el vicepresidente de la DAIA Filial Mendoza, Luis Bortnik; el cónsul honorario de Israel, Andrés Ostropolsky; y el presidente de la Sociedad Israelita de Beneficencia Mendoza, Pablo Stern. Además, estuvieron presentes el rabino Ortodoxo de Mendoza, Uriel Lapidus; el presidente de la Comisión Directiva de la escuela Israelita Dr. Max Nordau, Alejandro Roiz y el vicepresidente del club Israelita Macabi de Mendoza, David Weintraub.

“No vamos a olvidarnos que el 18 de julio de 1994 se perpetró el atentado más grande de la historia argentina, en la sede de una mutual. No vamos a permitir que la causa AMIA quede en el olvido, reducido a un hecho más de los libros de historia”, sostuvo Marcos Horenstein.

El presidente de la DAIA, filial Mendoza, agregó que “no vamos a aceptar que el atentado a la AMIA sea tomado como un asunto más de la política partidaria –esto, como Malvinas, debe ser una cuestión de Estado, y no, no vamos a cesar en nuestro empeño de que los culpables, tal como surge de la investigación al respecto realizada por el fiscal Nisman, escondidos bajo las faldas de los ayatollahs en Teheran y Qom, sean traídos y rindan cuentas a la justicia argentina”.

“No puedo imaginar el dolor que llevan consigo. Pero sí puedo imaginar el enorme trabajo que han hecho y hacen cotidianamente para que ese dolor no se anquilose en el rencor sino en una demanda seria, incesante y absolutamente legítima de reparación a través de la justicia. Esa demanda los enaltece a Ustedes y nos compromete e interpela a quienes tenemos responsabilidades políticas”, señaló Mario Abed.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba