SociedadÚltimo momento

8 de diciembre, día de la Virgen María

Es frecuentemente mencionada como «la mujer más venerada en la historia de la humanidad» y, creencias aparte, se enseña que fue virgen «antes, durante y después del nacimiento de Jesús»; de decir, se sostiene que tuvo a Jesús sin intervención de varón. La Virgen María, aquella jovencita judía que se convertiría en mito y objeto de devoción tras dar a luz al Mesías anunciado en el Antiguo Testamento -su día se celebra cada 8 de diciembre, fecha fijada por el papa Sergio I en el siglo VII- fue y es, también, una figura recurrente en la historia del arte, a lo largo de los siglos: fue representada en decenas de cuadros del arte renacentista, aunque también en otros momentos históricos claves e incluso por artistas de escuelas contemporáneas. Incluso fue hubo obras con Barbie y Ronald McDonald como Jesús y la Virgen María. Y los artistas rosarinos Pool Paolini y Marianela Perelli llevaron su Virgen Barbie al Papa Francisco.

La Virgen no estuvo siempre presente como imagen aceptada de la tradición cristiana: en el siglo primero, el culto era reservado exclusivamente a la figura de Jesús. Un dato curioso y llamativo es que después, en las representaciones tempranas de la Iglesia católica, aparecería casi siempre en compañía: junto a un ángel (la Anunciación), su esposo José (la  Navidad), o rodeada de sacerdotes. Y entre finales de la Edad Media y principios del Renacimiento, cuando el culto a la su figura se incrementa, la vemos, la mayoría de las veces, sosteniendo entre sus brazos a su hijo, un Jesús niño. Pero casi nunca -o nunca- está sola. Otra comprobación es que, como en la vida social, en la historia de la pintura la jerarquización de lo masculino sobre lo femenino fue una constante, así como la atribución de ciertas cualidades -como la delicadeza- fueron atribuidas a las mujeres y otras -como la fuerza- a los hombres.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba