Espectáculo

Sergio Denis, a un año del accidente que casi le cuesta la vida

El 11 de marzo de 2019 el artista cayó del escenario al foso de orquesta en el teatro Mercedes Sosa de Tucumán. Desde entonces permanece internado

Apenas habían pasado dos meses del comienzo del año y Sergio Denis ya estaba con su agenda laboral completa. Ese lunes 11 de marzo debía ofrecer un show en Tucumán, al día siguiente tenía programado un recital en la ciudad de Rosario y para el otro fin de semana estaban previstos dos eventos privados. A los 69 años, el creador de más de 150 canciones, entre ellos hits imbatibles como “Gigante chiquito”“Un poco loco”“Te quiero tanto” y “Cada vez que sale el sol”, mantenía su vigencia en un público que lo seguía fiel. El cantante se mostraba vital, incluso se había enamorado otra vez. La elegida era Verónica Monti, una mujer tres décadas más joven y ex compañera de colegio de una de sus hijas.

Esa noche en Tucumán, Denis volvió a encontrarse con sus seguidoras como tantas otras veces. En su mayoría mujeres que gritaban de alegría apenas asomaba al escenario con su cabellera canosa y simpatía intacta. El recital transcurría con tranquilidad. En un momento, el músico hizo alusión a la gente que está cerca de Dios, y a los médicos y enfermeras.

“Quiero recordar una frase de Bertold Brecht, el pensador alemán, que tiene que ver con la gente de la salud, tiene que ver con quienes están cerca de Dios, con quienes nos salvan la vida en momentos determinados: los médicos, las mucamas, las asistentes, las enfermeras que trabajan con toda la fe, la fuerza y en cada uno de los hospitales y clínicas”.

El intérprete de “Te quiero tanto” y “La vida vale la pena”, siguió: “Y él decía que hay hombres y mujeres que luchan días, y son buenas. Hay unas que luchan meses, y son mejores todavía. Y hay quienes luchan toda la vida, esos son los imprescindibles. Ustedes son los imprescindibles. Muchas gracias”.

Sus seguidoras comenzaron a aplaudirlo y a gritarle que lo querían. Sergio agradeció el cariño y, como buen profesional, continuó con el espectáculo. Comenzó a cantar “Te llamo para despedirme”, pero en un momento un movimiento desafortunado o un mal cálculo hizo que se precipitara en el foso de la orquesta del teatro. Cayó desde una altura de casi tres metros. En medio del asombro, varios espectadores lograron auxiliarlo mientras otros solo atinaban a filmar con sus celulares.

Desde su caída en Tucumán, Sergio Denis está permanentemente acompañado por un círculo afectivo cercano y pequeño. Sus hijos, su ex mujer Mirta, su hermano Carlos y Nora, amiga de la familia, se turnan para estar a su lado en la clínica. Según trascendió, el cantante sigue en un estado de coma, pero abre los ojos, escucha radio y música. Su entorno familiar le acerca distintas motivaciones para acelerar su recuperación. Si es consciente de aquello que desde el exterior le transmiten, es un misterio. Pero se han notado avances.

Diego Colombo, abogado y amigo del artista contó que “su estado de salud ha cambiado favorablemente, muy poquito, pero favorablemente”. Y amplió: «Sigue en coma de todas maneras, pero no retrocede, y poquito a poquito está mejor. Ahora lo sientan en una silla de ruedas y antes eso no se podía hacer. Tiene una mejoría. Abre los ojos y tiene una mirada un poquito más comprensiva. No tiene respuestas como cualquier persona sana pueda tener. Los enfermeros hablan de que ven mejoras. Ahora siempre tiene una radio escuchando música, y ven que tiene otra respuesta. Está muy bien atendido psicofísica y psicodinámicamente. Cuando el cerebro le dé esa chispa que todos tenemos, esperamos que Sergio vuelva a ser lo que era”.

El hombre que alguna vez enfrentó a la muerte cara a cara sigue presentándole batalla. Por eso, doce meses después de ese caída fatídica, entre sus seguidores y todos lo que lo quieren bien la esperanza en su recuperación se mantiene intacta.

Fuente INFOBAE

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar