SaludÚltimo momento

SANCIÓN INICIAL A LA INCORPORACIÓN DEL “CONTROL NUTRICIONAL INFANTIL OBLIGATORIO”

La Cámara de Diputados otorgó sanción inicial a la incorporación del Control Nutricional Infantil Obligatorio, que incluye “antropometría, valoración de la ingesta, hábitos alimentarios y educación nutricional efectuada por médicos generalistas o de familia que atienden niños (con formación en pediatría), en las siguientes etapas vitales: 1- A los 6 meses, 2- en la etapa preescolar (entre 2 y 4 años), y 3- en la etapa escolar entre los 6 y 10 años para las niñas y entre los 6 y 12 años para los niños”.

El expediente, autoría de Ricardo Mansur (UCR) y que acompañaron Daniel Rueda (PJ) y Hebe Casado (PRO), afirma en los fundamentos que “la incorporación de alimentos adecuados a las necesidades en cada etapa del crecimiento y acorde a la cultura de cada población, contribuye a su evolución y desarrollo armónico, lo que previene sobre todo el gran aumento de mal nutrición por exceso que presentan muchos niños y niñas a edades cada vez más tempranas”.

Se establece en la normativa que “estos controles obligatorios quedarán debidamente registrados en la Libreta Sanitaria Infantil instituida por Ley 5.335. En caso de identificarse trastornos de origen alimentario, el médico tratante deberá realizar la pertinente derivación”.

Asimismo, se especifica en el articulado que se conformará en cada una de las regiones sanitarias de la provincia al menos “un equipo interdisciplinario de referencia en nutrición, integrado por médicos pediatras y/o generalistas o de familia con formación en pediatría, nutricionistas, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros, para la atención de los pacientes con trastornos alimentarios”.  

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. Además, apoyada en la fundamentación, la iniciativa reflexiona sobre lo indispensable que es realizar en cada etapa “una adecuada valoración nutricional, de la ingesta y dedicarle el tiempo necesario para hacer educación nutricional, para detectar malos hábitos alimentarios que atenten contra la salud y el estado nutricional del niño y niña, tanto en déficit como en exceso. De esta forma se podría modificar a tiempo y prevenir sobre todo la epidemia de la obesidad que avanza de manera exponencial a pesar de las acciones de prevención existentes”.

Se agrega, finalmente que: “Existe suficiente evidencia acerca de que una buena alimentación previene todas las enfermedades crónicas derivadas, y permite mejorar la calidad de vida en todas las edades. Por ello creemos fundamental la información y educación hacia los padres, tutores o encargados para que puedan decidir de forma acertada sobre los alimentos que sus niños y niñas deban consumir”.

Fuente: Prensa Cámara de Diputados.

Muestra Más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close